CARGANDO

Escriba para buscar

Defender la libertad de prensa, desafíos y oportunidades. Por Gerardo Berroa Loo

Noticias

Defender la libertad de prensa, desafíos y oportunidades. Por Gerardo Berroa Loo

Fórum de Periodistas
Compartir

Conferencia organizada por la Embajada Británica en Panamá y auspiciada por el Fórum

Después de la vida, la libertad de expresión es el más preciado de los derechos. Eso pienso, eso siento… Y es que la libertad de expresión es piedra angular en cualquier democracia. En un país donde no hay democracia, lo primero que se suprime es la libertad de expresión y en su extensión la libertad de prensa. Cuando una sociedad tiene libertad de expresión y de prensa, tiene su principal columna democrática.

La defensa por la libertad de expresión y de prensa es de vieja data y siempre, ciudadanos democráticos, periodistas y comunicadores en general, han tenido que estar con los ojos bien abiertos, porque en cualquier sociedad, cuando usted menos lo espera, surge un dictadorcito con ganas de suprimir este derecho inalienable de todo ser humano.

Por allá por 1644, en Inglaterra, John Milton, a través de la Areopagítica, defendió la libertad de expresión sin censuras ante el Parlamento inglés. De hecho, la Areopagítica se encuentra entre las defensas filosóficas más influyentes y apasionadas del principio del derecho a la libertad de expresión.

¡Y qué se puede decir de los ingleses John Trenchard y Tomas Gordon, quienes publicaron en los diarios londinenses una serie de ensayos bajo el nombre de Catón que, a propósito, fue un estadista y escritor romano del primer siglo antes de Cristo!

Los ensayos de Trenchard y Gordon circulaban en las colonias norteamericanas bajo el título de Cartas de Catón. En esos ensayos ambos aseveraban que la libertad de gobierno y la libertad de prensa, prosperan juntas o mueren juntas. Escribieron que la libertad de expresión es el derecho de todo hombre, siempre y cuando no lastime ni coarte el derecho de los demás. De acuerdo con J. Herbert Altschull, en su libro Agentes de Poder, “los norteamericanos en la Primera Enmienda a la Constitución, veneraron la libertad de expresión y de prensa, y siempre estuvieron guiados por las ideas y la retórica de Milton y de Catón”.

También hay registro de un fallo histórico de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que dejó para la posteridad una posición que ha servido de ancla para el dogma norteamericano, tanto de filosofías conservadoras como liberales. Se trata de la opinión del juez Oliver Wendell Holmes, que registra su desacuerdo con la mayoría de la Corte que falló, en el caso Abrams versus Estados Unidos, que la condena a cinco ciudadanos rusos acusados de sedición durante la Primera Guerra Mundial se hallaba dentro del marco constitucional. Holmes argumentó que el fallo condenatorio era inconstitucional sobre la base de que la libre expresión de ideas, incluso de ideas contrarias era correcta… esto fue lo que dijo Holmes: “Cuando los hombres se dan cuenta de que el tiempo ha vencido muchas clases de fe en pugna, pueden llegar a creer todavía más de lo que creen en las bases mismas de su propia conducta, que se llega mejor al último bien deseado por medio del libre intercambio de ideas…”.

Ahora bien, hay que ir un poco más allá y resaltar que la a través de la libre expresión y de prensa también se llega a la verdad. Y son esas verdades las que algunos a veces quieren esconder, mantenerlas ocultas y por eso no les funciona una prensa libre…
Panamá es un país que ha pasado por múltiples episodios en su vida republicana, pero para ejemplificar mejor esta importancia de la libertad de expresión y de prensa, solo hay que mirar lo ocurrido en el golpe de Estado de 1968. Una vez en el poder, el Gobierno Revolucionario asumió el control de los medios informativos. No soportaba una prensa libre… ¡Esa es la verdad!
Sin embargo, uno de los requisitos para la firma de los Tratados Torrijos-Carter, fue que se abriese el país a medios de comunicación independientes de los que manejaba el Gobierno. Así nacieron medios independientes y ese paso trascendental logró luego la caída de Noriega, porque hizo que el pueblo se alzara…

Un ejemplo contrario es lo que ocurre en Venezuela, donde el régimen de Maduro ha callado a la prensa independiente y ha coartado la libertad de expresión. Conclusión: Un estado fallido con millones de venezolanos fuera de su Patria y en el país de Bolívar, millones de personas luchando cómo sobrevivir.

¡Es esa la importancia de la libertad de expresión y de prensa y por eso hay que defenderla!
Ahora bien, la libertad de prensa la definen como “la existencia de garantías para que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado. Y que toda persona pueda publicar sus ideas libremente y sin censura previa”.

Sin embargo, esa libertad de prensa y la libertad de expresión misma no es vista de la misma manera por los políticos. Antes de llegar a una curul o algún puesto de jerarquía, cambian de parecer. Lo que antes era bueno, ahora les parece malo.

Observen cómo los diputados, sí, esos mismos que antes cuando eran candidatos rogaban a los medios para que les permitiesen espacios para decir lo que querían decir, ahora diseccionan la Constitución para ponerle límite a la prensa. Sí, porque eso es lo que está ocurriendo justo ahora, ante nuestros ojos… Y eso siempre pasa… Y ¿saben por qué quieren limitar la libertad de expresión y de prensa?, para que no se llegue a la verdad…

En 1787, Thomas Jefferson escribió: “Puesto que la base de nuestro Gobierno es la opinión del pueblo, el primer objetivo debería ser conservar ese derecho; y si a mi me correspondiese decidir entre un gobierno sin periódicos, o periódicos sin un Gobierno, no titubearía ni un solo momento en defender lo último”.

Como ya he afirmado, la libertad de expresión y la libertad de prensa son pilares fundamentales para la democracia.

La sociedad necesita de estos derechos para sacar su verdad. Y la verdad es necesaria para enmendar, para evolucionar, para crecer… De hecho, Aristóteles alguna vez dijo: «Platón es mi amigo, pero la verdad me es más querida». Aristóteles, que era discípulo de Platón, admiraba de su maestro la profundidad de sus pensamientos y de sus razonamientos filosóficos; la corrección moral de su vida y de sus sentimientos, pero juzgaba más importante la verdad que la fidelidad a una persona, por relevante que esta fuese.

La libertad de expresión y la libertad de prensa hoy no es lo mismo que hace un siglo. No, definitivamente no. La libertad de expresión se extiende ahora a cada ciudadano. Esa extensión hace que los ciudadanos tengan poder. Se trata de las redes sociales, las que han extendido la libertad de expresión más allá del entorno de una comunidad, una ciudad o un país. Es una libertad de expresión extendida a todo el mundo.

Un ejemplo clásico y reciente de la importancia de la libertad de expresión y de prensa y del poder que le otorgaron las redes sociales a los ciudadanos es la Primavera Árabe. Como ustedes recordarán, el 17 de diciembre de 2010, en la ciudad de Sidi Bouzid, en Túnez, un vendedor ambulante (Mohamed Bouazizi) fue despojado por la policía de sus mercancías y cuentas de ahorros y en respuesta, se inmoló en forma de protesta.

Durante su agonía, fue grabado y esas imágenes llevadas a las redes y miles de tunecinos se rebelaron contra las malas condiciones a las que el país estaba sometido, causando un efecto dominó en el resto de las naciones árabes. Todo esto ocurrió, porque las redes sociales trasladaron la información sobre la inmolación de Mohamed Bouazizi a los miles de tunecinos, quienes se expresaron contra las arbitrariedades del Gobierno. Los medios informativos internacionales ayudaron a que se difundiera la protesta. En síntesis, la prensa y, sobre todo, las redes sociales jugaron un papel importantísimo en este episodio histórico.

El problema, empero es que siempre la libertad de expresión y de prensa, son objeto de ataques. Políticos, dictadores, capos y mafiosos, quieren controlar ese derecho, porque controlándolo, controlan la verdad.

Por eso hay que defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. Porque con ella se llega a la verdad. Y he aquí esta última cita, una de Jesús: “Conoce la verdad y la verdad te hará libre”.

Muchas gracias…