CARGANDO

Escriba para buscar

Así es el alma panameña

Noticias

Así es el alma panameña

Fórum de Periodistas
Compartir

Este artículo sale cinco días después de que el papa Panchito levantó vuelo de vuelta a Roma, luego del cierre de la JMJ Panamá.

Desde el preinicio de esta Jornada Mundial de la Juventud, los panameños y residentes en esta tierra, de todas las religiones, agnósticos y ateos, pudimos sentir cómo se levantaba el manto gris de pesimismo que nos cubría antes del inicio de la JMJ. Durante cinco días todos sentimos la alegría, vigor y optimismo de la juventud que nos llegó de los cinco continentes del globo terráqueo. Sin lugar a dudas, era una fiesta, pero distinta. No era de jumas, borracheras como las tradicionales tipo Carnaval. Era una fiesta que nos tocó a todos el alma y produjo en todos nosotros el querer ser y manifestar lo mejor de nosotros.

El refrán “mi casa es tu casa” pasó del dicho al hecho. Muchos en todos los rincones de nuestro país abrieron sus casas a peregrinos totalmente desconocidos, que hablaban idiomas también desconocidos. Los hicimos sentir como unos miembros más de nuestras familias. Compartimos mesa, les enseñamos a comer nuestras comidas, a compartir nuestras costumbres, nuestra cultura, los pusimos a contribuir con nuestra junta de embarra, vestir nuestra pollera y bailar nuestro Punto, y cuando salieron hacia la ciudad, los lloramos.

Comprobamos que, como colectivo humano, cuando queremos somos eficientes y capaces de organizar un masivo evento mundial, así como cuando construimos la expansión de nuestro Canal y lo manejamos como empresa de primer mundo… y así como nuestra línea aérea bandera – la más puntual del mundo – los trajo de todos los países de América al mejor aeropuerto de la región.

“…los panameños correctos y respetuosos no somos noticia, pero en número superamos ampliamente a los ‘juega vivo’ que son la noticia diaria”.

Demostramos que sí sabemos comportarnos ordenadamente y que realmente sabemos ser puntuales, y que aquella “hora panameña” quedó en el pasado. Nuestros estamentos de seguridad coordinados demostraron ser también de primer mundo. No solo nos dieron a todos un sentido de seguridad, sino que nos atendieron con una conducta de amplia simpatía.

Demostramos que los “juega vivo” (taxis cobrando de más y algunos casos pequeños de robo) fueron ampliamente superados por taxistas que salieron como guardianes de peregrinos vulnerables, y cientos de personas que devolvieron carteras y celulares perdidos.

Conclusión: los panameños correctos y respetuosos no somos noticia, pero en número superamos ampliamente a los “juega vivo” que son la noticia diaria.

El gobernante y su primera dama, quienes en las postrimerías de su mandato son objeto de nuestra pelonera diaria, por la razón que sea, comprobaron eficacia en lograr la JMJ para nuestro país, y eficiencia comprobada en la organización del evento en sí. Este ciudadano reconoce al César lo que es del César y los felicita a ambos, a la vicepresidente y canciller, y al arzobispo José Domingo Ulloa y su equipo por un éxito enorme para el país… de un valor incalculable.

Entonces, pasada la autoimpuesta veda, volvemos a nuestra rutina de vida, con sus problemas y preocupaciones diarias… pero los enfrentaremos con el alma aliviada , sintiendo el orgullo de saber que somos un gran pueblo, de un pequeño pero gran y privilegiado país.

Un país lleno de gente que puede ser – cuando quiere – de primer mundo. Gente con posiciones encontradas, como debe ser en toda democracia, pero que sabemos ser adversarios mas no enemigos. Gente que en nuestra historia conocimos épocas obscuras, pero que pudimos juntos superarlas y logramos alcanzar la luz. Gente orgullosa de su país, pero universal de pensamiento y actitud.

Gente tolerante y fundamentalmente progresista en constante búsqueda de la Justicia para los más vulnerables.

Somos gente con un gran corazón, pero que también sabe cerrar el puño por nuestra nación y nuestra bandera.
¡…..Esa es el alma panameña!

Por: I. Roberto Eisenmann, Jr. | Diario La Prensa

Artículo Anterior